Audi Q5 2.0 TDI Quattro-Ultra

Audi Q5 2.0 TDI Quattro-Ultra… y seguimos probándolo

Como vimos en una entrega anterior, esta nueva versión 2.0 TDI con tracción Ultra, 190 caballos y el cambio S-tronic del maravilloso Audi Q5 es realmente buena por donde se mire. Es funcional y presenta una consumo bastante racional. También puedes optar por el equipamiento premium, pero se eleva algo la factura.


Audi Q5 2.0 TDI Quattro-Ultra. Más amplio

Y así, siguiendo con su descripción, podemos decir que nuestro Audi Q5 2.0 TDI Quattro-Ultra, presenta gran amplitud. Tiene en la parte delantera un ancho de 146,5 centímetros y en la trasera  139 centímetros. Y si lo comparamos con un Tiguan, nuestro Q5 va ganando. Porque nuestro protagonista es aún más espacioso. El Tiguan sólo llega a 145 en la parte delantera y 136,5 en la trasera.

Visita Coches segunda mano y conocerás más vehículos, tan interesante como este.

Algo que si podríamos objetarle, es que el Q5 presenta un túnel abultado, que lo más probable es que llegue a incomodar al que ocupe la plaza central. Pero si nos centramos en el espacio para colocar las piernas, conseguimos que es el correcto. Estando al volante un conductor de 1,75 metros de estatura, tenemos amplios 71 centímetros para las piernas.

Audi Q5 2.0 TDI Quattro-Ultra

Capacidad del maletero

Cuando hablamos del espacio para el equipaje, sólo podemos decir que hay muchas mejoras. Es que el maletero ahora cuenta con una capacidad de 550 litros y de serie se encuentra ahora equipado con tanto con respaldo trasero que se abate y su portón que abre y cierra eléctricamente.

Pero las mejoras no llegan hasta aquí, ahora nuestro Q5 viene equipado con la fabulosa opción “banqueta trasera plus” con la cual podemos cambiar la inclinación en el respaldo o lograr el desplazamiento de 12 centímetros de los asientos posteriores. Contando con todo esto, y estando utilizándose cinco asientos, el maletero logra una capacidad de 610 litros.

Y seguimos en el habitáculo

Y en la parte interna de nuestro Q5 existe muchas otras cosas que mostrarles.

Así, nos encontramos con un acabado interno magistral. Aunque nos ha inquietado algunas cosas como el material en las puertas, o ciertos mullidos que transmiten presencia pero también se notan tan aligerados que incluso suenan hueco al golpear con el nudillo.

Generalidades con importancia

Cuando ya andamos en marcha con nuestro Audi Q5 2.0 TDI Quattro-Ultra notamos que no importa si andamos en una carretera en perfecto estado o en un camino. Pues, sea como sea, a  nuestro Q5 nada le vibra, se encuentra muy bien ensamblado.

Una de las criticas que podemos realizar, es que nuestro Q5 de serie viene con un equipamiento básico muy simple, y son 49.500 euros. Entonces para obtener ciertos elementos hay que pagarlos extra, y eso que algunos son casi imprescindibles. Por ejemplo algunos de los elementos que obtendremos sólo con pagar un coste extra son: los sensores de luz y lluvia, control de crucero, los indispensables espejos exteriores calefactables, cámara trasera. Inclusive tiene un costo extra de 230 euros un paquete portaobjetos que consiste en la cerradura de la guantera, los revisteros en cada respaldo o  el posavasos ubicado en el apoyabrazos trasero.

Con todo lo que hay que cancelar extra, se debe sacar cuentas sobre la conveniencia de comprar una versión con acabados especiales como Advance o Design.

Estando en marcha

Cuando nuestro Q5 se encuentra en marcha, se asocia la extraordinaria insonorización con un comportamiento maravillosamente eficaz, lo que conlleva a que el conductor sienta que va en alfombra voladora. Si. Es que esa asociación hace que el Q5 transmita lo mínimo al conductor a tal punto de sentir casi nada.

Definitivamente el Q5 está bastante cerca de la excelencia. La parte estética no ha tenido mayor innovación pero al conducirlo es mas que satisfactorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *