Audi R8 V10 FSi Performance Quattro.

Audi R8 V10 FSi Performance Quattro. Renovado por todos lados.

El R8 llega actualizado, totalmente renovado por donde se le mire. Pues, las mejoras van desde la dirección y el sistema de suspensión, hasta la aerodinámica y el diseño exterior. Adicionalmente, la versión máxima que ofrece ha pasado de los 610 a los 620 caballos, rindiendo aún más debido a cambios orquestados en el V10. Un propulsor que, ahora, se le escucha menos, pero, te aseguramos que viene con la misma rabia de siempre.

Para una mayor seguridad de tu coche, instala Mando parking siempre con los mejores expertos.

«… llega con modificaciones por todos los lados, que, inclusive inciden en su mecánica. Y el R8 estilo básico sufre un maravilloso incremento a 570 caballos, mientras que su versión más enérgica, con apellido “Performance Quattro” llega a los 620 CV. Y esta última es la que aquí estamos probando. «

Audi R8 V10 FSi Performance Quattro. Rememorando un poco

La primera experiencia con un modelo R8 está viva en nuestra memoria. Sucedió en el mes de junio del 2007, pero, lo recordamos tal como si hubiese pasado ayer. Estábamos en Le Mans, y cubríamos las 24 horas del duelo del Peugeot 908 HDi y el Audi R10 TDI, ambos coches diésel. Estando allí escuchamos a unos periodistas de origen español decir que habían llegado  a bordo del nuevo coche deportivo de la marca Audi.

Pero, los representantes de la firma alemana nos dijeron que los modelos R8 se devolverían en el portacoches, y allí mi desilusión fue máxima. Es que, cómo los R8 iban a regresar a Madrid montados en un camión. Realmente nos lamentamos, y de una forma tan sincera que luego de unas horas veíamos los frutos. Pues, después de que enviamos el reporte a la oficina de redacción, estamos emocionados metiendo el equipaje en el R8. Listo para probarlo.

Audi R8 V10 FSi Performance Quattro.

Adictos al R8

Nuestra memoria también recuerda que era un domingo y exactamente a las 19 horas de la tarde se encontraban abiertas las rectas legendarias de Hunaudiéres. Allí pudimos darle el primer acelerón a nuestro R8 y cenamos en la ciudad de San Sebastián. Así nació nuestra adicción por el deportivo R8, un coche rápido y eficaz como muy pocos. Pero, a la vez, nos permite usarlo cotidianamente de una forma tan cómoda, tal como si llevásemos un coche A3.

El Audi R8 de aquella época, ya sobrepasaba los 300 Km/h, y lograba conformarse con el V8 con 420 caballos de potencia. Luego llegó el V10  de 525 caballos, el cual incrementó el disfrute en la conducción. Es más, en el año 2015, al llegar la 2da generación, la oferta del R8 estaba limitada a 2 versiones con el V10 (que también se ofrecía con el 5.2 FSI): una versión con 540 caballos y otra de 610 caballos.

Audi R8 V10 FSi Performance Quattro.

Probando el R8 de 620 CV

Ahora, Audi vuelve a revolucionar su coche superdeportivo, el R8. Pues llega con modificaciones por todos los lados, que, inclusive inciden en su mecánica. Y el R8 estilo básico sufre un maravilloso incremento a 570 caballos, mientras que su versión más enérgica, con apellido “Performance Quattro” llega a los 620 CV. Y esta última es la que aquí estamos probando.

Llega con un coste de 220.430 euros. En realidad, puede sonar caro, pero,  resulta de mayor acceso que el modelo de los británicos o italianos. Coches que en su mayoría pueden compararse con la escudería dentro de la Formula 1.

Cuando vemos su exterior, visualizamos muchos cambios, destacándose una parrilla singleframe de mayor ancho y más plana, sin el marco cromado. Se notan las ópticas oscurecidas, y las entradas de aire que están divididas con una aleta posicionada verticalmente. Otros de los cambios es un splitter frontal  con mayor ancho, además, las aberturas delante del capó están inspiradas en el modelo Audi Sport Quattro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *