Citroën Berlingo BlueHDi 130 Shine XTR.

Citroën Berlingo BlueHDi 130 Shine XTR. Y continuamos sorprendiéndonos

En el año 1996, la marca Citroën decidió lanzar el famoso Berlingo. Siendo desde esa fecha, su modelo más vendido por 17 países, traspasando los 3,3 millones de coches vendidos. Siempre, con el pasar del tiempo, el Berlingo ha ido evolucionándose, siempre adaptándose a las más modernas tendencias. Por eso, ahora, la nueva y tercera generación del Citroën Berlingo no está dispuesto a ceder su posición en el mercado. Ha llegado con todo y estamos seguros que su posicionamiento será mayor todavía, pues, su carta de presentación es realmente increíble.

Recuerda siempre tener a la mano un Duplicado de llaves de coche. Es señal de un buen conductor.

En la primera parte de este reporte describimos gran parte del excelente equipamiento, de serie que trae nuestro Citroën Berlingo BlueHDi 130 Shine XTR. Así como, el equipamiento opcional con el que podremos volver una verdadera fortaleza a nuestro Berlingo. Y vimos como este Berlingo posee absolutamente todo, es un monovolumen y un todocamino en partes iguales. Pero… sigamos ahora descubriendo que nos depara este magnífico vehículo en su parte interior.

» Otro de los elementos que nos maravilla es su cambio manual. Es que nos gusta la ubicación de la palanca, su escalonamiento y la precisión que posee. Claro, si lo deseamos, podemos anexar 1.200 euros a la factura de nuestro berlingo y tendremos, con el mismo motos, el cambio automático EAT8. «

Citroën Berlingo BlueHDi 130 Shine XTR. Inspeccionando el interior

Nuestro Berlingo sigue conservando su ergonomía, además de su reconocido derroche de ingenio, dándonos soluciones excesivamente prácticas. Y como ejemplo, podemos nombrar la doble guantera, la ubicación de la palanca de cambios en la consola central, el volante con multifunción, tan deportivo pero muy útil. También encontraremos 8 pulgadas de pantalla tipo táctil, que, con excelente criterio, ha dejado fuera los mandos de la climatización, pudiendo estos regularse manualmente.   

En la fila trasera, los 3 asientos individuales poseen una dimensión bastante justa para el viaje de 3 personas adultas. Pero, pueden abatirse fácilmente, creando una muy útil y plana superficie. De manera opcional, nuestro Berlingo trae el techo Modutop, un interesante estímulo para el viaje con niños a bordo, debido al juego que permite sus múltiples huecos.

Otra de las ventajas que posee este vehículo, es su luna trasera practicable, ya que nos permite el acceso a una bandeja con dos posibles alturas en su posición. Así, no tendremos necesidad de estar cada vez abriendo el portón, pues, éste requiere una distancia libre de 1 metro en la parte trasera.

Citroën Berlingo BlueHDi 130 Shine XTR

Hablando del motor

Nuestro nuevo Berlingo viene equipado con el motor BlueHDi con 130 CV de potencia. Verdaderamente es más que una delicia, tanto por el silencio en la marcha como por el empuje durante revoluciones bajas. Es un agrado total, pero, la materia de su consumo está estrechamente ligada al modo de uso, resultando muy fácil estar en cantidades optimistas de consumo y saltar a cifras no muy comedidas.

Otro de los elementos que nos maravilla es su cambio manual. Es que nos gusta la ubicación de la palanca, su escalonamiento y la precisión que posee. Claro, si lo deseamos, podemos anexar 1.200 euros a la factura de nuestro berlingo y tendremos, con el mismo motos, el cambio automático EAT8. Esta opción es la más recomendable si lo deseamos usar tanto para el entorno citadino como para largos viajes.

Si de la ciudad se trata, nuestro berlingo es un verdadero rey. ¿Por qué? Pues, la primera razón es la visibilidad perimetral que facilita, debido a su generosa superficie acristalada. La segunda razón es su grandioso radio de giro, permitiéndonos utilizar pocas maniobras y poco tiempo al aparcar. Y la tercera, y no menos importante razón, es su propulsor que nos brinda facilidad, así como el cambio que posee un excelente escalonamiento durante largas marchas a velocidad baja con reducción en el consumo.

Citroën Berlingo BlueHDi 130 Shine XTR

¿Y la estabilidad?

Nuestro Berlingo puede presumir de tener un gran y sobresaliente equilibrio, sin que sea un problema su peso o su altura. Es un vehículo cómodo. Aunque, sus suspensiones soportan con bastante nobleza y ninguna reacción inesperada, cuando atravesamos carreteras difíciles.  

Pero, facturando un adicional de casi 500 euros, podrá el Grip Control convertirlo en el todocamino que deseamos. Así, podrá defenderse con todas las fuerzas ante panoramas complicados en la adherencia. Y si adicionamos otros 500 euros, tendremos una tercera fila, ampliando a 7 las plazas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *