Opel Grandland X 1.2 Turbo

Opel Grandland X 1.2 Turbo… Y seguimos con las mejores referencias

Y aquí seguimos con la lista de las mejores referencias para nuestro Opel Grandland X 1.2 Turbo. Pero ahora nos preparamos para marchar con él, y desde ya les anunciamos que presenta diferencias con su casi hermano, el Peugeot 3008.


Opel Grandland X 1.2 Turbo. Más diferencias

Durante la conducción de nuestro Grandland X notamos tanto la palanca de cambio manual y la dirección se muestran con mayor suavidad, lo que hace que se logren transmitir en menor grado la fascinante sensación del dinamismo. Así que  consideramos que deberían poseer mayor firmeza. Por otro lado debemos recalcar que el cambio que posee el Grandland  X es manual, pero en poco tiempo debe llegar una nueva versión del 1.2 Turbo con la caja automática. Además la dirección llega a las tres vueltas, que no está mal.

Brinda seguridad a tu coche y regálate tranquilidad, instalando Mando parking siempre con los mejores expertos.

Opel Grandland X 1.2 Turbo

Algo parecido sucede con la suspensión de nuestro Grandland. Su tarado se muestra bastante dulce si lo comparamos con el coche SUV de Peugeot, produciéndose un mayor balanceo durante la curva. Y si a esto le sumamos que el acabado Excellence trae de serie las llantas 225/45 R18 – Michelin Primacy 3, se nos agranda el bamboleo cuando aceleramos el ritmo marchando en carretera de montaña debido a su excelente agarre en las curvas. Aunque, tampoco es algo preocupate, ya que nuestro Grandland posee gran ligereza, lo que ayuda a disminuir las inercias y a que nunca se salga de su sitio.

Muy ligero

Así vemos que el peso del Grandland es algo que posee a su favor. Sus 1.350 kilos son realmente una virtud. Característica ventajosa que poseen los coches con la plataforma EMP2. Es que da ventaja para que la frenada posea mayor energía. Necesitando sólo 13 metros para lograr detenerse desde una velocidad de 60 Km/h. Y sólo 51,3 metros para detenerse desde los 120 Km/h. Y cuando das inicio a la marcha logras percibir al instante la presencia del pequeño motor tricilíndrico, pero nuestro coche saldrá con relativa energía.

Aunque siendo realistas, el motor tampoco es diminuto. El propulsor es un 1.2 con la potencia de 130 caballos, y un turbo de excelente respuesta. Generando como par máximo 23, 5 mkg a las 1.750 vueltas.

Nos convence su rendimiento

El rendimiento que muestra nuestro Opel Gradland X 1.2 Turbo, realmente nos ha convencido  a todos. Y estamos seguros que logrará cubrir las demandas en prestaciones de casi todos los usuarios. Claro, esto si el conductor no busca grandes ímpetus en las reacciones del Grandland, por ejemplo, cuando adelante o despegue del semáforo.

Opel Grandland X 1.2 Turbo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *