Porsche 911 Carrera 4S Coupé. Siempre para mejor

Porsche 911 Carrera 4S Coupé. Siempre para mejor

El nuevo y maravilloso Porsche 911 Carrera 4S llega con adelantamientos casi instantáneos, un impecable paso por la curva y un sonido realmente estremecedor. Llega para enamorarnos, dándole un nuevo giro a la arquitectura que, para muchos, había sido superada varias generaciones atrás. Realmente, el Porsche 911 siempre va dirigido a lo mejor.

Si deseas conocer coches híbridos enchufables debes visitar las novedades que te trae Phev.

Durante un tiempo, el Porsche 911 fue un modelo que no mostró la evolución que se esperaba. Este tiempo coincidió con el modelo 996 y el 997, de la 5ta y la 6ta generación, exactamente entre el 1998 y el 2009. También coincidió con el exitoso lanzamiento del Boxster, un modelo que acaparó todas las miradas. Muchos rivales aprovecharon este gran tropiezo y el hecho que el modelo 911 seguía manteniendo su arquitectura con el motor detrás de su eje trasero. Una arquitectura que muchos suponían, se encontraba superada.

«… la octava generación del coupé alemán se elevó de nivel presentando colosales características. Viene con una personalidad que nos deja excelente sabor en la boca y una emoción desbordante. Y todo ha sido posible por su comportamiento verdaderamente intachable, a que su motor parece distribuir mayor potencia de los 450 CV que trae…»

Porsche 911 Carrera 4S Coupé. Octava generación

Realmente la arquitectura no estaba superada. En el 2011, el 911 ya era otro cuento. Y en este momento, la octava generación del coupé alemán se elevó de nivel presentando colosales características. Viene con una personalidad que nos deja excelente sabor en la boca y una emoción desbordante. Y todo ha sido posible por su comportamiento verdaderamente intachable, a que su motor parece distribuir mayor potencia de los 450 CV que trae, al inconfundible sonido y al digitalizado habitáculo. Aunque siempre fiel a determinadas elementos que le definen la identidad del modelo, pues se mantiene fiel a sus propios principios.

Al tomar nuestro Porsche 911 para la prueba, un modelo de un hermoso rojo sin sobreprecio, nos damos fijamos que nos ofrece algunas opciones para facturarlas aparte, pero que afectan el comportamiento del coche. Y en el primer paso por una curva cerrada con trazada limpia y una vertiginosa velocidad dejó todo muy claro, que nuestro Porsche 911 estaba equipado con eje trasero direccional. Y esto no el lo único, también se encuentra equipado con la suspensión activa PASM, el control dinámico de chasis PDCC, el paquete Sport Chrono y el servodirección electrónica plus, por nombrar solo algunas cosas.

Opciones a incluir

Nuestro Porsche 911 nos ofrece un conjunto de opciones que en total suman un coste de 37.000 euros. Y eso que no incluye, por ejemplo, el sensor de lluvia y los espejos antideslumbrantes del interior. Aunque, esto se olvida rápidamente con las sorpresas que nos trae, por ejemplo, la que viene con el paquete Sport Chrono, exactamente con el botón Sport Response en la ruleta giratoria ubicada en el lado derecho del volante. Es como el Manettino del modelo Ferrari.

Este es el camino más directo para hacer que nuestro 911 saque a relucir todos sus 450 CV sin tener que llegar al fondo del acelerador. También puede buscarse el programa Sport en pantalla.

Para poder probarlo, marchamos a unos 120 Km/h en octava, por debajo de las 2.000 revoluciones por minuto. Y al momento de pulsarlo, el cambio automático PDK con doble embrague y con su rapidez, llega a engranar la tercera y el cuentavueltas llega casi instantáneamente las 6.000 revoluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *