Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style

Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style… Una marcha sorprendente

Al lanzar Scala, la marca Skoda tomó mayor fuerza el grupo de los compactos. Es que, Scala es un coche notablemente superior al Spaceback, el antecesor. Llega brillando, ofreciéndonos mucho espacio y con un propulsor verdaderamente eficiente.

Recuerda hacer el Duplicado tarjeta Renault Megane con expertos. Tu tranquilidad es importante.

En el reporte anterior detallamos su corazón, un 1.6 TDI con 115 caballos de potencia. Además, describimos su plataforma, la MQB A0. Que es la misma plataforma que utiliza el Audi A1, el VW Polo y el Seat Ibiza. En este tercer y final reporte,

»
Es muy variada la cantidad de sistemas de asistencia que trae nuestro Scala. Son muchos, tanto para la conducción como los relativos a la seguridad. Por ejemplo, viene equipado con sensor del ángulo muerto, el cual nos indica, por medio de LED  sobre el canto del propio retrovisor…»

Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style. Iniciando la Marcha

Al iniciar la marcha con el Scala, te llevarás una sorpresa con tan sensacional y dinámico comportamiento. Sus pisadas poseen un enorme aplomo gracias a las gomas 205/45 R18, aunque pudieran parecer excesivas. Además, el Scala que sometimos a prueba, estaba equipado con suspensiones activas, con el ajuste Sport y Normal y varían notablemente el tarado con el fin de disminuir al máximo el balanceo de la carrocería.

Posee una dirección precisa, contando con diversos modos. Y en cuanto a los frenos, podemos decir que cumplen su cometido. Está todo al nivel de un propulsor que inyecta energía desde pasadas las 1.500 revoluciones y puede movilizar con gran facilidad los 1.324 kilos que pesa.  Aunque, vemos que las gomas que ya mencionamos le causan desventaja en el momento de la recuperación. Y también está castigado por los largos desarrollos en el cambio,  que están más diseñados para cuidar el gasto.

Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style

Múltiples asistentes

Es muy variada la cantidad de sistemas de asistencia que trae nuestro Scala. Son muchos, tanto para la conducción como los relativos a la seguridad. Por ejemplo, viene equipado con sensor del ángulo muerto, el cual nos indica, por medio de LED  sobre el canto del propio retrovisor (el cristal no). Es una solución muy visual, y significa que la marca Skoda ha invertido muchas ganas al diseño de su coche Scala. Un coche que tiene un buen tiempo para brillar en el escenario, antes que aparezcan los nuevos coches, el León y el Golf.

Como un detalle, podríamos sugerir adicionar algo en su equipamiento. Aunque, si recordamos el descuento, que hasta incluye la financiación y deja el coste en apenas 20.700 euros, no podemos se más exigentes.

Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style.

Finalizando

Ya para finalizar, podemos concluir que el Skoda Scala  se presenta con una enorme fuerza. Además sin temor alguno de enfrentarse a los coches compactos más consolidados del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *