Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style.

Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style. Diseño que brilla

Con la llegada del Scala, Skoda ha reforzado su presencia dentro del segmento de compactos. Es un coche que supera en muchas facetas a su antecesor, el Spaceback. Está creado a partir de la plataforma para ciudad, pero aún así, emite brillos en diversos aspectos. Además, lo acompaña un motor con lo máximo en eficiencia.

Recuerda siempre tener a la mano un Duplicado de llaves de coche. Te evitará dolores de cabeza.

Hablando con la verdad, en el año 2013, cuando Skoda se estrena dentro del segmento C con el lanzamiento del Spaceback, estaba incursionando con un coche inteligente pero bastante sencillo. Y se encontraba en una clarísima desventaja ante sus supuestos rivales directos. Ahora, años después Skoda le buscó un sucesor al Spaceback, y ha lanzado su nuevo Scala.

«A los asientos traseros hay que alabarlos, pues, nos brinda 74 centímetros para colocar las piernas, tomando en cuenta un conductor con 1,75 metros de estatura. Es un gran espacio, pues, un Mazda3 nos proporciona solo 65 centímetros…»

Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style. Muestra más

El Skoda Scala es un coche en el cual también está presenta la lógica y la sencillez, pero, a la vez su diseño exterior brilla más. Es algo que se nota a la primera vista.

Es claro, que el diseño exterior del Skoda Scala es el futuro espejo donde se mirarán los modelos de la marca más adelante. Y dentro es igual. Allí, la simplicidad y la ergonomía reina sobre todo. Y no estamos hablando despectivamente, todo lo contrario, desde el primer momento nos hizo sentir muy cómodos. Muchas de sus funciones se pueden controlar a través de la pantalla táctil con 8 pulgadas. Aunque, aún conserva diversos botones y los mandos del climatizador en los sitios adecuados, ubicados de una manera intuitiva.

Los asientos de Scala son muy confortables. Aunque, la unidad que sometimos a prueba llevaba un opcional tapizado en color claro, y con solo mirarlo atrapa el sucio. Preferimos otro color, más si hay que viajar con pequeños a bordo.

Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style.

Asientos traseros… gran espacio

A los asientos traseros hay que alabarlos, pues, nos brinda 74 centímetros para colocar las piernas, tomando en cuenta un conductor con 1,75 metros de estatura. Es un gran espacio, pues, un Mazda3 nos proporciona solo 65 centímetros. Como ven, el espacio en dirección longitudinal realmente abunda. Mientras que, el espacio entre las puertas, en el nivel donde quedan las caderas, mantiene 1,32 metros, semejante a los rivales.

Bueno, tiene su truco, ya que el respaldo de la zona posterior realmente tiene por ancho 1,11 metros, debido a la invasión trasera de los pasos de rueda. Ocasionando que tres personas adultas no puedan viajar cómodamente. Y más que los otros, el que va en el asiento central, porque se va a conseguir con un prominente túnel. Extraño, porque no siquiera existirá un coche Scala de tracción total.

En este túnel, van colocadas las salidas extra de la ventilación, además, de 2 puertos de conexión USB. Así no habrá problema para el entretenimiento de los niños.

Skoda Scala 1.6 TDI 115 CV Style.

Analizando el maletero

Cuando sometemos el maletero a un análisis, vemos que mientras el del Seat León posee una capacidad entre los 380 a los 1.210 litros, tenemos que el maletero del Scala nos brinda entre los 467 y los1.410 litros. Así que, mostradas las cifras, realmente no tenemos mucho que agregar

La única objeción, es que lo opcional del doble fondo, tal como su rueda para repuesto. También resulta opcional la inclusión del portón eléctrico (sin función manos libres), además de la bola de remolque que emerge con solo pulsar el botón. Todo esto es parte de las maravillosas soluciones del Simply Clever del Scala.

Puede ser que te preguntes el por qué no ha se ha elegido un TSI en lugar del TDI. Bueno… la respuesta la encuentras en nuestro próximo reporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *