Honda Civic 1.6 i-DTEC

Honda Civic 1.6 I-DTEC. Un comportamiento más que formidable

Honda nos muestra el nuevo Civic 1.6 i-DTEC, con un alto rendimiento gracias al equilibrio perfecto entre consumo y prestaciones. Otorga un enorme agrado al conducirlo y nos brinda muchas virtudes que conocíamos por sus familiares de gasolina. Por ejemplo, la excelente capacidad del maletero, el equipo muy completo que viene de serie, y por supuesto el comportamiento más que formidable. Realmente, decidimos apostar todo por él.

El nuevo Honda Civic llega con dos fuertes características. Una de ellas es el enorme rendimiento que poseen sus dos modernos propulsores de gasolina VTEC Turbo. Uno el 1.0 tricilíndrico con una potencia de 129 caballos, y el otro es el 1.5 de cuatro cilindros con la potencia de 82 caballos. Con esta información y la notificación de Honda sobre la tardanza que supondría el lanzamiento de su compacto diésel, surgieron muchas dudas sobre el nacimiento del tan esperado nuevo modelo Civic 1.6 i-DTEC.

Y estas dudas se incrementaron aún más, cuando se anunció que el CR-V se despojaría de su propulsor de gasóleo, sustituyendo el mecanismo por un avanzado sistema híbrido para el 2019.

Si deseas conocer coches híbridos enchufables debes visitar las novedades que te trae Phev.

«El Civic Executive está equipado con sistema de control para ángulos muertos, sistema de alerta para el tráfico cruzado trasero, sistema Smart Entry para la apertura y el arranque  inteligente, una excelente suspensión adaptativa…»

Honda Civic 1.6 i-DTEC. La marca cumple lo que promete

Honda ha saldado su deuda, y coloca a nuestra disposición la versión diésel de su modelo Civic. Aunque, sería más apropiado hablar de las versiones diésel, ya que las amplias posibilidades que ofrece este Civic son realmente diversas. Entre ellas, mencionemos las dos increíbles carrocerías, una Hatchaback con cinco puertas y la otra Sedán con cuatro. También nos ofrece dos clases de transmisiones, una manual, que es la probada, y otra de caja automática con nueve relaciones.

Y así, podemos seguir mencionando las diversas posibilidades, y en materia de acabado nos sorprende con tres de ellos. El acabado básico Comfort con un coste que inicia desde los 21.850 euros con el descuento. El interesante acabado  Elegance, y por último el acabado Executive, el más completo de todos. Y es este último acabado, el Executive, el que posee nuestro Honda Civic de prueba.

Honda Civic 1.6 i-DTEC

Algunos sistemas

El Civic Executive está equipado con sistema de control para ángulos muertos, sistema de alerta para el tráfico cruzado trasero, sistema Smart Entry para la apertura y el arranque  inteligente, una excelente suspensión adaptativa, el retrovisor fotosensible en la parte interna, mecanismo eléctrico  en el respaldo del asiento del pasajero para proporcionar ajuste lumbar, el techo panorámico, Ópticas LED para faros principales y también en los antinieblas, y un poderoso equipo Premium para el sonido con la inclusión de 11 altavoces.

Comparando dotación y acabado

Es una verdad innegable la gran dotación de nuestro Honda Civic, pero también es nuestro deber informar que el acabado general puede mejorarse. Realmente, la dotación y los acabados contrastan profundamente. Por ejemplo, notamos los plásticos muy toscos, las puertas en la parte trasera presenta un material bastante duro, pero en las puertas delanteras el revestimiento si acaso parece mullido. A todo esto, se le añaden ciertas rebabas por aquí y por allá, se suma la notable ausencia de los aireadores para los puestos traseros. También se aúna lo poca intuitiva que resulta la pantalla central tipo táctil y el errático funcionamiento del sistema del limpiaparabrisas automatizado. Así que, el tema de los acabados, es un área donde el Civic puede mejorar.

Honda Civic 1.6 i-DTEC

Claro, existe elementos muy originales, tal como la bandeja enrollable cubremaletero, que nosotros elegimos extenderla a la izquierda o la derecha. Pero también es frágil y muy fácil de arrugar al no recogerla con externo cuidado. Nos parece que es una verdadera lástima que el Civic haya dejado a un lado el tema de los acabados. Porque, por todo lo demás es un coche más que estupendo. Y entre sus grandes virtudes encontramos que se posiciona como el coche compacto de mayor tamaño, lo que significa más espacio interior y amplio maletero.

Pero, veamos más de estas virtudes en la segunda parte del reporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *