Opel Insignia Grand Sport 1.6 Turbo D 136

Opel Insignia Grand Sport 1.6 Turbo D 136. Éxito seguro

Y nos llega el conche Insignia en su segunda generación. Y viene tumbando puertas, con la potencia necesaria para igualar o superar el éxito de su versión anterior. Es que las características positivas le sobran. Es una berlina alemana que llega con exquisitos avances tecnológicos y más ligero de peso. Y por supuesto todas las consecuencias positivas: mayor calidad menor consumo, menos coste y mayor agrado al marchar.

¿Quieres conocer más coches tan interesantes como este? Visita Coches segunda mano y te sorprenderás.

Opel Insignia Grand Sport 1.6 Turbo D 136. Un poco de historia

En el 2008, antes del debut del primer coche Insignia, nubes grises se posicionaban sobre la firma Opel. Es que parecía que hubiese disminuido la confianza de General Motors, su casa matriz, la cual se encontraba apuntada por la crisis.

Así que gran cantidad de personas supusieron que el sucesor del coche Vectra sería a ultima oportunidad de la casa alemana de salvarse.

Pero luego llegó un nuevo modelo que resultó todo un éxito para Opel, mostrándose con una imagen de berlina seria, un diseño moderno y un gran equipamiento tecnológico. Es que llegó hasta estrenando la maravillosa plataforma Epsilon II, siendo el primero de la firma en contar con el conjunto de sistemas de seguridad de Opel Eye, sistemas que se han ganado la distinción de “Car of the Year 2009”. Así este modelo logró convertirse en el coche tipo berlina de las más vendidas en Europa. Incluso en España se mantuvo durante algunos años líder. En fin fue uno de los más preferidos hasta su final, y aún así siguió estando en el cuarto lugar de preferencia en el año 2016, luego del VW Passat, el BMW Serie 3 y el Audi  A4.

Opel Insignia Grand Sport 1.6 Turbo D 136

La segunda generación

Ahora Opel nos impacta con esta segunda generación. Realmente su parte estética no rompe esquemas, que todas las demás características si que los rompen. Y uno de los primeros cambios es que de tres carrocerías que poseía este Opel, ahora la gama sólo posee dos. Eliminando de esta fora la versión sedán con cuatro puertas. Y es una gran decisión de la firma, ya que es una forma para hacer que las dos versiones presuman de una gran practicidad y su portón. Algo que no entendemos es la dolorosa perdida de 40 litros en la capacidad del maletero, pasando de los 530 a una justo 490, teniendo nuestro Insignia una mayor longitud de casi los 4,90 metros. Este tamaño también tiene sus contras, por ejemplo, al momento de aparcar.

Y se ha convertido en una moda: las grandes berlinas. Así vemos que el Audi A6, que aunque pertenece a un segmento superior, posee una longitud de 4,93 metro. Pero aún así nosotros no apoyamos la onda del gigantismo.

Opel Insignia Grand Sport 1.6 Turbo D 136

Llega con un aire más deportivo

Nuestro Insignia crece unos 55 milímetros, pero también cambia su forma volviéndose más deportivo. La distancia entre los ejes aumenta 92 milímetros, reduciéndose los voladizos y así se maximiza el área del habitáculo y logra bajar 29 milímetros la altura que posee el techo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *