Kia Rio 1.0 T-GDI 100 Drive… Llegando al final de la prueba

Estamos finalizando la prueba al Kia Rio 1.0 T-GDI. Lo hemos probado en su acabado Drive, que de serie trae un generoso y magnífico equipamiento. Aunque, si lo que deseamos es poseer un coche más atractivo, debemos seleccionar su acabado Tech.

Otros coches Kia te esperan en Coches segunda mano. Conoce lo interesante que pueden ser.

» Nuestro Rio nos ofrece un enorme brío durante el arranque desde parado. Incluso llega a mejorar las cifras que anuncia la marca. Pues, el fabricante anuncia que el paso desde 0 a los 100 Km/h requiere 10,7 seg. Y nosotros logramos medirle 0,5 segundos menos «

Kia Rio 1.0 T-GDI 100 Drive. En marcha

En la segunda parte de este reporte iniciamos la marcha de nuestro Rio. Y solo tuvimos que llegar a las 1500 vueltas para disfrutar de su par máximo de 17,6 mkg. Un valor que se mantiene de manera constante hasta llegar a las 4000 vueltas. Incluso, a apenas las 4500 revoluciones aparecen de una vez y de manera completa la máxima potencia de 100 caballos. Así que, no es necesario apurar la marcha para sentir el empuje. Tal vez, motivados por la respuesta tan buena en regímenes medios y bajos, es que Kia ha recurrido a un sistema de cambio solamente de 5 relaciones. Además, de desarrollo bastantes largos, que se traducen en 43,2 Km/h cada 1000 revoluciones bajo la 5ta.

Durante la 2da se puede rebasar la velocidad de 100 Km/h, mientras que en tercera se rebasan los 160 Km/h. Realmente, esto es algo exagerado, traduciéndose en recuperaciones muy pobres, más de lo que se esperaba. Como ejemplo, tenemos que, se necesitan 10,1 seg para acelerar desde 80 hasta los 120 Km/h bajo la 4ta. Y se requieren 15,3 seg para la misma operación bajo el régimen de la 5ta.

En contraposición, tenemos que el nuevo coche Seat Ibiza, de propulsor 1.0 TSI con 95 caballos, tricilíndrico, el paso de los 80 hasta los 120 km/h lo hace en 8,2 seg bajo 4ta y en 10,8 seg bajo 5ta. Como ven, se trata de una diferencia demasiado grande.

Pasa, que nuestro Rio 1.0 T-GDi, aunque no sea el ganador en las maniobras de adelantamiento, le da un golpe enorme a su hermanito con el propulsor 1.25 a gasolina. Pues, con la potencia de 84 caballos sin turbo, necesita 16,4 seg para pasar de los 80 a los 120 km/ bajo al 4ta. Y utilizando la 5ta requiere 24,5 seg.

Bríos en el arranque

Nuestro Rio nos ofrece un enorme brío durante el arranque desde parado. Incluso llega a mejorar las cifras que anuncia la marca. Pues, el fabricante anuncia que el paso desde 0 a los 100 Km/h requiere 10,7 seg. Y nosotros logramos medirle 0,5 segundos menos, demostrándonos que el Rio tiene energía. Aunque, creemos que con desarrollo menos largos la marcha por la carretera mejoraría increíblemente.

Pero, la excelente combinación entre el propulsor que ofrece una respuesta muy buena bajo regímenes de giro que más se utilizan, y su sistema de transmisión que muestra una ahorradora personalidad. Esto, realmente, posee sus ventajas que se traducen en un bajo consumo. En la prueba, llegamos a registrar un promedio de 6,6 l/100 Km. Realmente, nos parece una muy buena cifra. Debemos añadirle que en el nuevo Rio el depósito crece de 43 a 45 litros. Aunque, posee un consumo menor  que el hermano con 84 CV, a quien le registramos un consumo de 7,2 litros en la misma prueba.

Comportamiento

Ya para terminar el reporte, podemos decir que el nuevo Rio posee un comportamiento seguro y muy noble. Donde se le torga mayor importancia a la facilidad en el manejo y confort que a la eficacia. Según nuestros gustos, lo mejor en él nos parece que es la dirección, pues, es verdaderamente precisa. Con apenas 2,6 vueltas entre topes. Por otro lado, los frenos creemos que solo son correctos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *