Audi SQ7

Audi SQ7 4.0 V8 TDI 435 CV… Y siguen los poderosos atributos

Audi SQ7 es en definitiva una central de poder. Es que se encuentra equipado con el motor 4.0 V8 TDI, que es capaz de producir 91,8 motor desde 1.500 revoluciones. Es una fusión perfecta de tecnología, confort y real seguridad para los usuarios. Pero realmente impresiona su estilo al correr. Porque más que correr, nuestro Audi SQ7 realmente vuela.

Audi SQ7 4.0 V8 TDI 435 CV. Estilos de conducción

Nuestro SQ7, se encuentra equipado con el sistema Audi Drive Select. Este sistema nos permite seleccionar el tipo de conducción que deseamos, teniendo 7 diferentes programas para ello. Debemos decir que estos tipos de conducción logran que nuestro SQ7 devore todos los kilómetros que se le pongan frente a él o simplemente lo convierten en un gran deportivo con 2.405 kilos. Y déjennos decirles aún más, cada recorrido que hace casi volando, lo realiza sin el más mínimo síntoma de cansancio.

Pero al descansar, ten en cuenta la seguridad de tu coche, instala Mando parking siempre con los mejores expertos

Audi SQ7

El SQ7 se encuentra dotado de suspensión neumática, logrando concentrar hasta 24 asistentes para la ayuda de la conducción. También presenta un compresor eléctrico que se activa desde que se arranca el vehículo, para evitar el llamado efecto “turbo lag”. Este efecto no deseado es la percepción de falta de respuesta. Cuando los gases del escape no so suficientes para el impulso de los turbos variables, el compresor se encarga de sobrealimentar.

Luego que pasa las 1.500 revoluciones, se activa un turbo, y luego de sobrepasar las 2.500 revoluciones por minuto, se activan los dos. Y es aquí cuando el poder que concentra nuestro Audi SQ7 es impresionante. Y lo sentimos en nuestro cuerpo, cuando nos pega a sus asientos super deportivos.

En marcha

El Audi SQ7, además de supercorrer en tramos rectos, tiene un recorrido por las curvas totalmente magnifico. Algo que envidian otros SUV. Esto lo hace, a pesar de su elevado peso y su gran altura. Por esto se equipa con la plataforma MLB Evo.

Pues, desde el primer minuto de conducción saca sus dotes magistrales de velocidad y confort en la conducción. Posee una bien diseñada ergonomía, y todo, absolutamente todo lo podemos tener bajo control en sólo segundos.

Nos sorprende su gran agilidad, la cual se ayuda por barras estabilizadoras activas, que son direccionadas por un motor ubicado en cada una de dichas barras. Generan en total 1.200 Nm, y se accionan mediante el sistema de 48V. Sin dudad, esto aporta al Audi SQ7 la capacidad de girar muy plano, y que la dirección en el eje trasero logre restarle vueltas al volante durante la conducción a lata velocidad. Dirigiendo nuestro Audi SQ7 como un total deportivo.

Si deseamos los frenos carbocerámicos, debemos colocar sobre la mesa 10.795 euros más.

Audi SQ7

Sistemas más que eficientes

El SQ7 posee el sistema de cuatro ruedas direccionales, lo que lo hace capaz de que sus llantas traseras giren un máximo de 5° en la misma dirección que las ruedas delanteras cuando va a alta velocidad. Cuando se encuentra a baja velocidad sería en sentido contrario. Este sistema también lo convierte en un gran utilitario, con el que podrás indagar vías sinuosas en la ciudad.

Definitivamente el Audi SQ7, lo tiene literalmente todo. Es rápido, es potente y muy… muy cómodo. Y como si poco fuera todo esto, le hemos cuantificado un gasto real de 8,8 l/100 Km. Esto es realmente muy increíble, teniendo en cuenta que es un SUV  de gran tamaño y peso, además de poseer 435 caballos de potencia. Claro, cuenta con el sistema Start-Stop y la función inercia, que activa un punto muerto cuando se deja de acelerar.

Esta SUV, deportivo, todocamino y maravilloso coche, no presenta un coste bajo. Lo conseguimos a partir de los 112.220 euros. Pero es realmente maravilloso. Todo un sueño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *